viernes, 8 de octubre de 2010

Canción para octubre

Enrique Esqueda


Interpreta una canción para octubre



Beatriz Durán Maldonado
La Razón

El cantor por excelencia de este puerto, intérprete de la voz del pueblo, en un estilo que a pesar del paso del tiempo seduce, inquieta, hace pensar ofrecerá su concierto 'Una canción para octubre' que en memoria del 2 de octubre de 1968, este sábado en la Casa de la Cultura de Tampico.
Esa noche se llenará de canciones de amor y lucha, que hoy por hoy “no tan sólo siguen vigentes –puntualiza Esqueda- , sino que cobran mayor fuerza en el ánimo de la gente que se mantiene en la lucha para hacer que los gobernantes respeten la voluntad ciudadana y que el espacio ganado para la vida democrática no se cierre, pues ese retroceso nos llevaría a vivir momentos históricos como el del 68, que no queremos que se vuelvan a repetir nunca en nuestro país”.

PORQUE NO SE OLVIDA
Al cumplirse mas de cuatro décadas de la masacre que el gobierno mexicano perpetró en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, Enrique Esqueda continúa esta tradición que inició en 1981, cuando ofreciera su primer recital en el teatro El Farol del desaparecido IRBA (Instituto Regional de Bellas Artes).
Nacido un 16 de septiembre, que el intérprete señala en un juego de palabras "el más importante para este país", en la popular colonia El Cascajal de Tampico, le inquietaron estos acontecimientos fatídicos a pesar del paso de los años, por lo que una de las premisas de hacer el concierto es para "que no se olvide lo que sucedió para que no se vuelva a repetir".
“De esa época a ahora, hay una diferencia total, los medios, sobretodo la televisión no ha tocado las cosas como son, en el aspecto de darle la importancia que tuvo. En nuestro país si quieres hablar de él, tienes que hablar antes del 68 y después del 68" señala el cantor.
"Los jóvenes de mi generación se movían, no se que ha pasado, pero a los jóvenes de hoy les falta compromiso, son una generación light, que podrán cantar o escribir muy bonito, pero que no se comprometen con una idea, igual cantan estas canciones, pero no con actitud ante la vida, sino por andar cantando ante los amigos, para que se crea que son diferentes”, ha sostenido.
Su particular interpretación de "Casas de cartón" como muchas otras que forman parte de su repertorio reflejan un canto comprometido además de que se considera "la voz de quien o tiene voz".
Innegables son sus ideales de izquierda heredados de Heberto Castillo a quien acompañó por el estado con sus canciones, crítica a una izquierda actual atomizada que considera "aquí en Tampico no existe (como partido)". "Desde que tronó el Partido Mexicano de los Trabajadores de Heberto Castillo, me sentí como perro sin dueño, desde entonces me he quedado un poco trunco, un poco limitado con respecto a servir" señala.
Enrique Esqueda tiene la licenciatura en Pedagogía con especialidad en Matemáticas por la Normal Superior, la que se financió cantando en un bar, El Café Cantante, que era uno de los más importantes de la época, que era propiedad del tampiqueño Barrios Mata.
“No soy artista, no soy intelectual, simplemente soy una persona pensante que me dí cuenta, que mediante la guitarra yo puedo decir lo que yo pienso, no soy músico, pero tengo una manera de que con la música se vea la forma en que veo las cosas de la vida” admite.
“No debemos olvidar nunca que la gente puede soportar la injusticia, pero lo que no puede soportar es vivir sin esperanza, la esperanza de que juntos podemos cambiar la vida y transformar nuestro destino, nuestra suerte”, concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada